ÚLTIMAS NOTICIAS: Presupuesto 2019 liberará 500 mil mdp de gasto corriente, asegura AMLO     Niños del Centro Cultura “Emiliano Zapata” exponen en el Congreso    18 COMUNIDADES AFECTADAS Y DOS PUENTES COLAPSOS EN SANTIAGO TUXTLA     Llama diputada Rocío Pérez a atender contingencia en el Arroyo Tepeyac     Layún analiza partido contra el Atlético    La historia del 'Black Power' en México 68...    Mourinho acusado de usar lenguaje inapropiado    Hermas Cortés refuerza seguridad en Lerdo de Tejada     Hoy darán a conocer detalles de consulta ciudadana sobre nuevo aeropuerto    Celebran Día Mundial de la Alimentación con aumento del hambre    Lukaku coquetea con la Juventus    Trump envía a Pompeo a Arabia Saudita por caso del periodista Khashoggi    Título y cédula, requisitos para ser legislador, plantea la diputada Miriam Judith González     Informe de controversias de Ayuntamientos contra el Gobierno del Estado, pide PRI    Buscan ampararse Peña Nieto y su gabinete    Promete Joaquín Guzmán menos trabajo de escritorio y más cercanía con militancia    Hermas Cortés somete a la opinión pública las cuentas municipales del Ejercicio 2018    Tren Maya podría ser turístico, de carga y pasajeros    Comparten diputados sus experiencias legislativas, con universitarios      Yolanda Olivares Pérez participa con el tema “Derechos de las Mujeres y las Niñas”.     

Angy #LaXalapita es mi candidata

Por Miguel Angel Cristiani G. / Hace 3 mess / Vie, 29 de Jun 2018  9:37 AM
Dicen que un buen alumno tiene que superar a su maestro y en el caso de mi hija Angélica -para mi mayor orgullo y felicidad- me ha superado pese a su juventud.
Era la primavera de 1987, para ser exacto un domingo 5 de abril, en la clínica 11 del Seguro Social estaba por suceder uno de los hechos que han marcado mi vida, faltando 15 minutos para que dieran las ocho de la noche, la enfermera salió y me dio aviso que había nacido mi segunda hija, Angélica, pasaron unos minutos antes de que la pudiera tener en mis brazos. Por primera vez me reconocí completamente en el rostro de alguien más, tanto la deseé y ahí estaba, tan frágil, tan pequeña y tan parecida a mí. 
Ser padre de Angélica Cristiani ha sido un gran reto, ¿cómo proteger y ser ejemplo de un espíritu indomable? aún recuerdo esa mirada que le dio sentido de súper héroe a mi existencia, aún tengo presente su voz cuando sin querer escuché una conversación con sus amigos donde les hablaba de mí, su definición de papá fue: "él es el hombre más importante del mundo, toca corazones cuando escribe, él es periodista". Y entonces realmente sentí la responsabilidad de mi profesión.
Cuando tenía 13 años, nos empezó a preocupar, desaparecía por largos ratos en las tardes, su madre y yo la buscábamos con sus amigos y no estaba, cuando regresaba a casa nos decía que estaba con una amiga, comenzó a robar comida del refrigerador, luego desaparecía la despensa, hasta el papel de baño se llevaba, por meses tuvo el mismo comportamiento, un día la seguí y descubrí su secreto, ella iba a pasar las tardes en la casa de una mujer anciana que vivía sola y necesitaba atención.
Esa sería una de sus características admirables, su natural desprendimiento hacia los más necesitados.
Antes de ser mayor de edad me dio aviso que se iría a vivir sola, en mi desesperación le di advertencia de que si tomaba esa decisión no la apoyaría más económicamente, ella sonrío, con esa sonrisa con la que suele conquistar el mundo, cuando visité su casa supe que la voluntad de mi hija es inquebrantable, trabajaba y estudiaba, tomaba clases extras de fotografía, viajaba, superó mis expectativas, frente a mi estaba una mujer libre y a mí me tocaba respetarla.
Cuando algunos de mis amigos y compañeros periodistas me preguntaron si la candidata a diputada local por Xalapa Urbano más conocida ahora como #LaXalapita era mi familiar, la respuesta llena de orgullo es que ella es mi querida hija Angelica.  
A todos les he dicho que no solo es mi gran orgullo, sino que a sus 31 años ha demostrado que es infinitamente mejor que yo, en muchos sentidos.
Dicen que un buen alumno tiene que superar a su maestro y en el caso de mi hija Angélica -para mi mayor orgullo y felicidad- me ha superado pese a su juventud.
No solo por su inteligencia, generosidad con el prójimo, capacidad para hacer amigos por todas partes, sino porque finalmente es un gran ser humano.
Quien, pese a su corta edad, que yo duplico con un poco más de años, ha tenido muchas más y mejores experiencias de vida, como lo es ahora el ser candidata a diputada local.
Angy como le llamamos en familia, siempre ha decidido lo que ha querido, la he visto llorar de alegría, de frustración, de impotencia, de entusiasmo, siempre ha sido una mujer intensa, con su propio ritmo, se reinventa a cada instante, muchas veces me sorprende, otras me conmueve. Hoy es su último día de campaña como candidata a diputada local, pero para mí siempre será mi princesa.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru



COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Etiquetas:

   candidata

   laxalapita

   angy






NOTAS RELACIONADAS

OTRAS NOTAS

REDES SOCIALES